El gran final de Cassini en Saturno

20 años después de salir de nuestro planeta, y después de 13 años orbitando Saturno, la misión Cassini ha llegado a su fin. Si bien la sonda todavía se encuentra en buenas condiciones, se están acabando las reservas de plutonio que utiliza para generar energía, por lo que pronto cesará su funcionamiento.

Imagen: NASA/JPL

Aprovechando que sus instrumentos científicos están en buenas condiciones, el equipo ha decidido realizar una caída controlada hacia la superficie de Saturno, de modo de poder obtener datos durante el proceso. Además, así se aseguran que no contaminarán los ambientes de los satélites Titán y Encélado, que se creen propicios para la vida.

Una misión exitosa

Desde que empezó su viaje a Saturno, Cassini ha revelado eventos nunca antes vistos, que cambiaron nuestra visión de cómo se forman los sistemas planetarios y de las condiciones necesarias para la vida. Antes de Cassini, las únicas observaciones cercanas que se tenían de Saturno, sus anillos y sus satélites eran las realizadas décadas atrás por las sondas Pioneer 11 y Voyager 1 y 2. Si bien estos datos fueron vitales para tener un mejor entendimiento del complejo sistema que rodea a Saturno, las observaciones no duraron lo suficiente como para obtener datos extensivos para investigar.

El hexágono en el polo norte de Saturno, formado por las corrientes en su atmósfera. Imagen: NASA/JPL

Cassini revolucionó todo el conocimiento que teníamos de Saturno, y sus descubrimientos sobre la existencia de océanos en Titán y Encélado cambiaron la dirección de los programas de exploración espacial de los próximos años. Tuvo la oportunidad de ver de cerca las diferencias entre el día y la noche en Saturno, y los cambios en la composición y temperatura de su atmósfera a medida que cambian las estaciones, que allá duran 7 años terrestres. Observó de cerca la increíble estructura hexagonal en el polo norte de Saturno, formada por la dinámica de sus nubes, y también huracanes en ambos polos del planeta. También tuvo la oportunidad de obtener imágenes de una de las enormes tormentas estacionales en el planeta, entre muchísimos otros fenómenos.

Detalle del anillo B de Saturno. Imagen: NASA

Gracias a sus impresionantes imágenes de los anillos de Saturno, se pudo saber más sobre su composición y sobre cómo es la dinámica de los pequeños satélites que orbitan en su interior. Cassini ha observado lunas robar partículas de los anillos, y a otras cooperar con partículas nuevas. Ha visto cómo cambia la luz de las estrellas distantes al pasar por los anillos, ayudando así a determinar su composición. También ayudó a descubrir nuevos procesos dinámicos en los anillos, como las pequeñas “olas” que se forman en su movimiento. Todo el conocimiento actual que tenemos sobre el comportamiento y composición de los anillos se obtuvo gracias a Cassini.

A pesar de haber observado durante sólo medio año de Saturno, las observaciones realizadas por Cassini han sido invaluables en términos de los descubrimientos que se han obtenido de ellas.

El gran final

Lamentablemente, ha llegado la hora de que la misión Cassini llegue a su fin. Si bien sus instrumentos científicos se encuentran en buen estado, pronto se acabará su fuente de energía: pellets de dióxido de plutonio, el cual al decaer genera energía a través de un proceso termoeléctrico. Si dejan que su fuente de energía se acabe, el equipo en la Tierra puede perder control de la sonda y esta podría estrellarse en alguno de los satélites de Saturno, lo que en el caso de Titán y Encélado podría ser especialmente grave, ya que estos satélites parecen tener ambientes propicios para la vida microbiana, y algunos microbios de la Tierra que puedan haber sobrevivido en Cassini todo este tiempo podrían contaminarlos. Es por eso que antes de que se acabe totalmente su combustible, es necesario hacer que se interne de manera controlada en la atmósfera de Saturno. De esta forma, a medida que se acerque a su fin Cassini seguirá obteniendo datos científicos.

Representación artística de Cassini internándose en la atmósfera de Saturno. Imagen: NASA

Para maximizar los datos obtenidos por Cassini en sus meses finales, el cierre de la misión no consistirá en un descenso directo, sino que la sonda realizará órbitas cada vez más cercanas al planeta. A diferencia de sus órbitas anteriores, en donde se mantenía fuera del plano de los anillos, ahora sus órbitas cruzarán el área entre Saturno y sus anillos, una zona nunca antes explorada. Durante estas órbitas finales, la sonda cruzará 22 veces el plano entre Saturno y los anillos. Esto permitirá hacer mapas de los campos gravitacional y magnético de Saturno, revelando así su composición interior y, quizás, develando el misterio de cómo rota internamente. También ayudará a determinar con mayor exactitud cuánta masa hay en los anillos, y podrá tomar muestras de partículas orbitando alrededor del planeta.

Las imágenes de Saturno y sus anillos que se tomarán durante este proceso serán las más cercanas jamás obtenidas. Además, como broche de oro para el gran final, durante los primeros momentos de su inmersión en la atmósfera Cassini enviará información, en tiempo real, sobre la composición de ésta. Esto durará hasta que finalmente se pierda contacto con la sonda.

Nos despedimos de una misión maravillosa que nos hizo ver Saturno como nunca antes. Después de tantos años y descubrimientos, su final no podía dejar de ser espectacular. Cassini terminará su descenso completo el 15 de septiembre de 2017.

Fuentes y links de interés

One thought on “El gran final de Cassini en Saturno

  1. La sonda Cassini con su gran contribucion a la exploracion espacial, pasa a la historia de la humanidad y tal vez en un futuro la recordaremos como la nave pionera que nos abrio la puerta a una de nuestras futuras colonizaciones en el espacio exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *